3 cuotas sin interés / 10% off vía transferencia bancaria

Un par de aros bordados es como llevar un pequeño jardín pendiendo de nuestras orejas. Son pequeñas esculturitas para atesorar.